miércoles, 15 de octubre de 2008

Saludos desde Ushuaia

Ushuaia -Argentina- está considerada la ciudad más austral -o meridional, como gustéis- del planeta. En realidad hay una ciudad chilena que está al otro lado del canal de Beagle y, por tanto, está un poco más al sur, pero el caso es que Ushuaia es el puerto de referencia para los barcos que zarpan hacia la Antártida, de la que distan unos 1000 km. Y aquí es, precisamente, donde estamos en este momento.

Es nuestro octavo día de viaje de novios y ya hemos cubierto cerca de 15000 km por tierra, mar y aire, bajo el sol, la lluvia, la nieve y el granizo, con temperaturas que han oscilado entre los 28 grados de Buenos Aires y los -1 de Ushuaia. Mola.

Buenos Aires nos ha gustado mucho, quizá demasiado. Es una ciudad cosmopolita, abierta, accesible y muy dinámica en la que puedes encontrar absolutamente de todo, quizá mucho más que en la mayoría de grandes capitales europeas. Hemos recorrido a pie muchos de sus barrios principales, desde el microcentro hasta Palermo Hollywood, pasando por Recoleta -precioso el cementerio-, Retiro, la Boca -donde paseamos por los alrededores del estadio de Boca Juniors y la calle Caminito, inmortalizada por el tango- y tantos otros lugares que sólo conseguiríamos aburriros.

De Buenos Aires saltamos a el Calafate, un pueblecito cercano al lago Argentino, a un tiro de piedra del Parque nacional de los Glaciares, donde pasamos dos días navegando en catamarán alrededor de algunos de los mayores glaciares del planeta, como el Upsala -al que no pudimos acercarnos más debido a la gran cantidad de icebergs desprendidos durante las últimas semanas- o el conocidísimo Perito Moreno, en el que vimos algunos desprendimientos espectaculares de hielo.

En Ushuaia, donde llegamos el lunes por la tarde, hemos podido pasear por el parque nacional tierra del fuego y navegado entre leones marinos y cormoranes por el estrecho de Beagle, que une el océano atlántico con el pacífico. Y sí, hace bastante frío.

En este momento estamos a punto de salir de vuelta hacia Buenos Aires, donde descansaremos esta noche, y mañana por la mañana saldremos hacia Iguazú. Aún nos quedan unos cuantos días de viaje, así que vamos a intentar disfrutarlos todo lo posible. Os mantendremos informados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parejillaaaaa..!!!!
Q tal? que envidia dais ahi de viajecito mientras los mortales trabajamos ñiiii... pasarlo muy bien y Gemmi espero que, a parte del calor del cónyuge, la ropa de nieve te haya servido para las frigorias de esas tierras y no te hayas tenido que acordar de mi más de lo necesario jajaj..
besitos a los dos, Cris García (crisgara80@hotmail.com)