martes, 7 de octubre de 2008

Ya está

Llevamos un buen rato pensando cómo empezar este post, pero nos hemos quedado sin adjetivos para definir la boda del sábado. Todo salió simplemente a la perfección, y seguramente a algunos os gustó, a otros no y muchos os quedaríais indiferentes, pero nuestra boda fue exactamente la que nosotros queríamos.

Han pasado tres días y todavía no hemos conseguido quitarnos de la cabeza las emociones que vivimos con vosotros el sábado, todos y cada uno de los momentos que compartimos y que convirtieron nuestra boda en un día maravilloso, inolvidable e irrepetible para nosotros.

Gracias a todos por acompañarnos en nuestro día, por hacernos las cosas fáciles, por ayudarnos a que todo saliese tan bien y, sobre todo, gracias a Marc por un regalo impagable: la homilía más completa, profunda y afectuosa que hemos escuchado jamás.

Nos sentimos honrados y orgullosos de contar con gente como vosotros a nuestro alrededor y por -espero- haber sido capaces de estar a la altura de lo que os merecéis.

A partir de ahora, y una vez finalizada la boda, queremos que este blog siga siendo una herramienta de comunicación sobre las cosas que nos van a ir pasando durante los próximos meses, que se plantean muy interesantes y llenos de acontecimientos personales y profesionales.

Por tanto... nos seguimos viendo por aquí!!

No hay comentarios: