martes, 28 de octubre de 2008

¡¡Ya estamos aquí!!


Así es. Tras un viaje de película que ha durado más de lo previsto, hemos desembarcado de nuevo en Valencia con las maletas llenas de ropa -sucia-, las tres tarjetas de memoria a rebosar y las cabezas llenas de imágenes, sabores y olores que esperamos no olvidar jamás.

A los que habéis notado que el viaje ha durado una semana más de lo previsto, ¡PREMIO! Nuestro viaje acababa el día 18, de forma que el 19 de octubre teníamos que estar de vuelta en Valencia, pero todo cambió el segundo día que pasamos en Buenos Aires. Estábamos sentados en un parque bajo el obelisco, en la Avenida 9 de julio, la más ancha del planeta, tomando el sol en manga corta y disfrutando de la primavera argentina cuando nos dimos cuenta de que no teníamos ninguna prisa en volver y de que, dado que el gasto más importante del viaje es el avión, y ése ya lo teníamos cubierto, podíamos permitirnos una semana más por aquellas latitudes.

Dicho y hecho, estuvimos negociando con la agencia y el touroperador hasta que conseguimos que nos aplazasen una semana el vuelo de vuelta, y esta decisión ha sido una de las mejores que hemos tomado en mucho tiempo. Pero no os vamos a desvelar todo en una sola entrada. Hay mucho que contar de nuestro viaje, en el que hemos pasado de la megaurbe al frío de los glaciares, de ahí a la selva subtropical y por último a una de las líneas de costa más impresionantes del planeta, todo salpicado con comidas, cenas, excursiones, espectáculos y nuevos amigos que nos han hecho todo esto mucho más fácil y cercano.

Para los más impacientes, hemos colgado ya en flickr más de 250 fotografías del viaje, en orden cronológico. Podéis verlas pulsando aquí.

Nuestra idea es ir escribiendo entradas temáticas sobre cada una de las fases del viaje, lo que hace un total de ocho, aproximadamente. Así pues, mañana empezaremos con el viaje a Buenos Aires y los primeros días que pasamos allí.

Esperamos readaptarnos pronto a la civilización, porque llevamos casi dos semanas comiendo a las cinco de la tarde y durmiéndonos a las tres de la mañana, y hasta hoy mismo hemos mantenido esa rutina. Poco a poco... ;)

No hay comentarios: